Fukugawa Hachiman matsuri (深川八幡祭り)

Sí, estáis viendo bien. Es un omikoshi siendo rociado con agua. Y es que el Fukugawa Hachiman matsuri es un festival de los que se conoce como mizukake matsuri. O lo que viene siendo igual, un festival donde se lanza agua. Y ya os adelanto, que es uno de los más divertidos en el que he estado. Como podéis ver en la espalda del happi (ropa de festival) de la foto, el matsuri se celebra en el santuario shintoista Tomioka Hachiman (富岡, escrito de derecha a izquierda). De ahí que quisiese presentar este lugar en mi entrada anterior ;) Además de las diversiones que conllevan los típicos festivales (ir en kimonos, puestos alrededor del templo/santuario, etc.) este festival incluye varias procesiones de mikoshis (tronos portables) que llegan a ser de unas 2 o 3 horas en un recorrido prefijado por las calles cercanas al templo. Las fotos que estáis viendo corresponden a un kage matsuri (festival sombra, en sentido figurado), significando que “no era el de verdad“. Y es que cada 3 años es cuando se hace grande de verdad, con más de incluso 50 mikoshis paseando, según me comentaron los del lugar. El año que viene (2017) toca uno de estos, y ya tengo decidido ir si la agenda

El santuario Tomioka Hachiman

Este templo, fundado en 1627, recibió protección del shogunato Tokugawa. Y por otro lado, era también aceptado por la gente de shitamachi. Venera al dios Hachiman que es una divinidad de la arquería y la guerra. Este dios, se conoce como dios de la guerra, pero realmente se define más correctamente como el dios que protege a los guerreros. También es un dios protector de Japón, el pueblo japonés, la casa imperial y el clan Minamoto. Además, este dios también era venerado por los campesinos como dios de la agricultura, y por los pescadores con la esperanza de que sus salidas al mar fuesen prolíficas. Incorpora elementos tanto budistas como shintoistas, ya que con la llegada del budismo en Japón, Hachiman se convertiría en una deidad sincretista. Pero en la época Meiji, perdería la protección del shogunato que tenía en el periodo Edo, aunque fue incluído en la lista del Tokyo Jissha (東京十社, 10 templos de Tokyo) por el gobierno Meiji (siendo de estatus inferior al templo Hikawa y otros santuarios en el ranking que el gobierno había decidido). El 10 de marzo de 1945 fue destruido debido al bombardeo de Tokyo. Cuando el emperador Hirohito estaba inspeccionando el área destruida una semana después, y recibió el informe de daños, describió

Fukuro cafe

Hace un tiempo en Japón se pusieron de moda los neko cafe (猫カフェ), cafeterías donde puedes pasar el tiempo rodeado de y jugando con gatos. De hecho, son bastantes famosos fuera de Japón y prácticamente todo el mundo ha visto algo de estos lugares por internet. Sin ir más lejos, hay un neko cafe incluso en Madrid. Pero lo que la gente no suele conocer es que hay más cosas por el estilo en Japón, que no tiene por qué estar relacionado con los gatos y, en esta ocasión, os voy a hablar de los Fukuro Cafes, o cafés de búhos. Al igual que los neko cafes, es un lugar donde se puede estar tomando algo rodeado de búhos. Obviamente un búho no es igual que un gato, y en este caso, las zonas de consumición y de recreo están en habitaciones separadas, por motivos de seguridad e higiene sobre todo. La mecánica es bien fácil, aunque puede variar según el local. Se paga por tiempo, generalmente 30 minutos o 1 hora, en el que puedes hacer lo que quieras. En este caso estaba incluida una consumición y excepto unos 5 o 10 minutos que tuvimos que esperar al principio para descanso de los animales, puedes distribuir tu tiempo como

Kyûdô

El kyûdô (弓道 – literalmente camino del arco) es un arte marcial japonés que en occidente traduciríamos como arquería y que generalmente se vería como un deporte, pero que en su práctica es mucho más. Su objetivo principal es alcanzar el llamado seisha seichû (正射正中) o el golpe perfecto a través del tiro correcto. Es más un objetivo espiritual para conseguir acertar el objetivo con la flecha cuando el espiritu y el balance del tiro son correctos. Se practica con el yumi (弓) o arco japonés, el cual suele ser más alto que su portador, alcanzando los 2 metros aproximadamente. Tradicionalmente suele estar hecho de bambú, madera y piel, aunque muchas veces los principiantes usan arcos sintéticos. La flecha (矢 – ya), está hecha de bambú (aunque de nuevo a veces se usan sintéticas, especialmente por ser más resistentes) y estaban emplumadas con plumas de halcón o águila, pero ahora se usan plumas de pavos y cisnes, para proteger las aves en peligro de extinción. Existen flechas masculinas (hayaya) y femeninas (otoya). No es porque estén hechas con plumas de aves de un sexo u otro, sino que son del ala izquierda o derecha, y lo más curioso es que las masculinas, que son

Mitama matsuri

El llamado Mitama matsuri, es uno de los principales matsuris de Tôkyô dedicado al evento del Obon. A este festival o matsuri celebrado en el templo Yasukuni, van unas 300.000 personas en los cuatro días que dura, y es famoso principalmente por sus 30.000 farolillos. Para hablar un poco sobre el por qué de esta celebración, tan solo decir que el llamado Obon antes mencionado (o solo Bon), es un festival budista que conmemora la marcha de los difuntos y ha evolucionado a un tiempo en el que la familia visita la tumba de sus antepasados para visitarla y limpiarla. En estos días se dice que los espíritus vienen a este mundo terrenal para visitar a sus familias. Se podría decir que es un poco como el Día de los Muertos en España ;) Personalmente, conocía todo lo relacionado el festival tradicional y su cultura, pero lo que más me llamaba la atención era la imagen de los miles de farolillos desplegados en el lugar, porque me parecía una oportunidad fotográfica espectacular. ¿No pensáis igual? ;) Además de los famosos farolillos, por supuesto se podían ver muchísimos kimonos, tanto en ellas con sus yukatas como en ellos con sus junbeis.

Tengu matsuri

El Tengu matsuri (天狗祭り) es un festival que se hace cada año en Shimokitazawa, en el día del Setsubun y es organizado por el templo Shinryuji. Setsubun (節分) significa literalmente división de estaciones y aunque antiguamente se celebraba cuatro veces al año, en cada una de los cambios estacionales, ahora solo se celebra el día antes de la entrada de la primavera según el calendario lunar japonés. Este año 2013 cayó en el día 2 de Febrero. En estas fechas hay una tradición procedente de China, llamada Mame-maki (豆まき), que se celebra también en todo Japón y consiste en expulsar a los demonios y la mala suerte lanzando granos de soja gritando “oni wa soto, fuku wa uchi” (demonios fuera, suerte dentro). Después te comes el número de granos que indique tu edad o, depende de la zona, también puedes comer uno más para el año venidero ;) Por otro lado, los tengu son demonios, diablos o goblins (como queráis traducirlo) de la cultura tradicional japonesa, caracterizados por tener una larga nariz y realizar bromas pesadas así como molestar a monjes. Estas criaturas son las que dan nombre al festival realizado en el distrito comercial de la zona de Shimokitazawa, en