Davida

Cuando hacemos fotos a un motivo, generalmente personas y el fondo tiene mucha , la mayoría de las veces las fotos saldrán a contraluz, es decir, se verá toda la del fondo y la persona demasiado oscura.

Esto es por el tipo de medición que tengamos seleccionado. Si se hace una medición matricial o ponderada, al hacerse la media de la luminosidad captada por la lente, la cámara ve que la luz de fondo es muy fuerte e intenta compensarla haciendo más oscura la foto, por lo que lo que está en primer plano se ve muy oscuro.

En el otro extremo, si usamos una medición puntual o ponderada al centro, y en el centro está la persona, la zona medida (la persona) se ve oscura y la cámara lo compensa haciendo la foto más clara. El resultado ya lo puedes imaginar: la persona en primer plano se ve bien, pero el fondo sale demasiado claro o incluso quemado.

Lo que voy a explicar a continuación, que soluciona esta situación, es la base de toda iluminación con luz artificial en un entorno con luz natural:

Lo primero de todo, medimos para el fondo, es decir, ajustamos los parámetros de ISO, tiempo de exposición y apertura para que el fondo salga correcto.

Una vez tenemos el fondo correctamente expuesto, ajustamos los flashes que vayamos a usar (que puede ser un flash montado en la cámara, en un lateral con un paraguas, varios…) para que la persona en primer plano quede bien iluminada.

Para ello colocamos los flashes a la distancia deseada, ajustamos su zoom, etc. y al final, vemos que potencia le hace falta a los flashes.

Algo tan sencillo como manejar estos parámetros es la base de todo, y ofrece tantas opciones como la imaginación (y el equipo disponible) permita. A partir de aquí podemos empezar a jugar con distintas posiciones de la luz, materiales reflectantes, tipos de luz, colores…

Todo un mundo… que intentaremos ir descubriendo poco a poco ;)