Inokashira kôen

Aunque el otro día ya enseñé algunas fotos del momiji en el Inokashira, no os hablé de él, así que voy a aprovechar la ocasión de hoy para hacer lo propio ;)

Este parque está situado en el área de Musashino y Mitaka, y se llega también fácilmente desde la estación de Kichijoji, en la línea Chûo de la JR.

Fue abierto en 1918 como regalo del Emperador al público en general, de ahí que su nombre original fuese Inokashira Onshi Kôen (井の頭恩師公園), algo así como El regalo imperial del parque Inokashira.

Inokashira kôen

Este parque, en mi opinión es uno de los mejores de Tôkyô. No es el típico parque tradicional japonés (de los que tienen zonas de piedras y arena…), sino uno más normal, donde la gente puede ir a relajarse, leer, tocar algún instrumento como la guitarra (o incluso el arpa), o pintar un cuadro.

Además la distribución de sus caminos y el follaje de sus árboles lo hacen perfecto para pasear. Caminando por sus senderos puedes encontrar vistas muy espectaculares de los árboles sobre el lago del parque, especialmente si vas en una fecha como ésta, con los colores del otoño, o en primavera, donde se pueden ver los cerezos en flor también.

Inokashira kôen

Siendo Japón, no podía faltar un pequeño en medio del parque, ya que con tanta naturaleza por aquí, de algún Dios tenía que ser. Un Dios un tanto peculiar… si sigues leyendo, sabrás el porqué ;)

Inokashira kôen

Inokashira kôen

Aquí se puede ver una panorámica tomada desde el puente cercano al puesto de alquiler de barcas:

En el extremo sur del parque hay una zona más boscosa, que da nombre al museo del estudio Ghibli, llamado en japonés El museo del estudio Ghibli del bosque de Mitaka (三鷹の森ジブリ美術館).

Inokashira kôen

Y por si todo esto fuera poco, en el estanque principal del parque, existe un puesto de barcas donde se puede alquilar un bote y montar durante un rato en buena compañía, con lo que no es raro encontrar estampas de parejitas como se muestra en las fotos de esta entrada.

Inokashira kôen

Eso sí, si tenéis planeado pasar una tarde romántica remando en este estanque, tened en cuenta la siguiente leyenda…

Según se dice el Dios de este parque, en este caso es una Diosa, bastante celosa por lo visto. Por lo tanto, cualquier hombre que pase una tarde romántica en su estanque, estará destinado a romper con novia.

Si es verdad o no, no lo sé, pero la única amiga japonesa que montó con su novio en estas barcas al final (que fue la persona que me contó la leyenda) acabó rompiendo con su novio :P

Parece ser que no mucha gente conoce esta leyenda, más que nada los japoneses que viven por la zona. Pero tanto si la desconocen como si la ignoran, el parque siempre está plagado de parejas en las barcas.

Inokashira kôen

Ah, ¡otra curiosidad! Hay dos tipos de barcas en este estanque: las normales y las que tienen forma de cisne.

Pues bien, las barcas del parque que tienen forma de cisne, son todas macho menos una, que tiene dibujadas pestañas en los ojos de la cara de la barca. Si vais, no os olvidéis de buscarla ;)

Inokashira kôen

El parque está genial, pero como anécdota de contraste, os dejo este interesante artículo en inglés sobre un incidente que ocurrió  en 1994… ;)