Hada

Justo antes de Semana Santa, salí al centro a dar una vuelta con unos amigos, a ver si hacíamos algunas fotos. En ese día, me propuse sacarle partido al 70-200 en mi 5D II, sin el factor de recorte que tenía la 450D que usaba antes; así que sólo me llevé ese objetivo, para obligarme a no cambiarlo ;)

Se dice que al usar una lente fija, se propone un reto para el fotógrafo y se amplía el uso de su creatividad. Creo que usando este objetivo que te limita a un encuadre cerrado, también se consigue ese resultado.

El uso de este teleobjetivo corto (y digo corto porque sinceramente, no puedes captar cosas demasiado lejos con 200mm sin factor de recorte) en medio de la calle abarrotada de gente, te deja pocas opciones: O intentas sacar a alguien desde lejos, intentando que no se meta nadie de por medio (cosa prácticamente imposible), o te limitas a hacer planos cortos, o intentas jugar un poco con el objetivo.

Por suerte, a mi me gusta retratar a la gente (lo que no significa que me sea fácil, porque aún me da mucho corte), por lo que aproveché para captar retratos cercanos sin tener que ponerle a nadie la cámara en la nariz.

Eso sí, con lo que llama la atención una 5DII con un 70-200 da igual que te puedas alejar un poco más, que te seguirán viendo ;)

Por suerte, cuando la calle está abarrotada de gente, y además la mayoría de la gente a la que fotografías se expone para exhibirse de alguna manera, no da tanto palo hacerles fotografías, ya que ellos están ahí para que las gente les mire, y saben que le van a hacer fotos (aunque todos los de alrededor sí te miren o se queden mirando a tu equipo).

Y esto que veis es una pequeña selección de la gente de que se pone en la calle Larios y sus . Aunque lamentablemente, no estaban dos personas que aún tengo que seguir buscando…