Rupit

Aunque la entrada anterior era mi despedida de Barcelona y dije que volví a Málaga, eso no significa que no vaya a seguir escribiendo algunas veces de mi estancia en Cataluña. En esta ocasión quiero hablaros del último viaje rural que hice, para despedirme también de esta comunidad. Gracias a @sipuga que me lo recomendó, cogimos el coche y nos dirigimos a esta localidad de Girona. Un pequeño pueblo perdido en medio de la montaña y al lado de un río, que distaba mucho de estar abandonado. Yo, con todo mi desconocimiento de los pueblos catalanes, no lo sabía, pero cuando llegamos allí vi que era un destino bastante turístico. Turístico pero rural. Buena combinación. Nada más llegar al pueblo y aparcar, teníamos que pasar el río a través de un puente colgante en el cual figuraba “No pasar más de 10 personas“. No daba mucha seguridad, pero desde luego, tenía su encanto. Media hora para hacer la foto sin gente… xD Como nos gustaba ir relajados… llegamos prácticamente a la hora de comer, así que lo primero que hicimos fue eso, buscar un sitio para comer mientras veíamos sus calles… El pueblo estaba lleno de detallitos como esta mesa y bancos

1733

1733. Me gusta este tipo de composiciones: minimalistas, con juego de sombras, números sacados de contexto…

Puigcerdà

Cuando el otro día comenté mi visita a Ger, el mismo día pasé por Puigcerdà antes y después de visitar este otro pueblo. A mí me llama visitar pueblos catalanes porque los veo algo distintos de los andaluces a los que estoy acostumbrado. Este pueblo en concreto fue el lugar de residencia de Gina durante un año aproximadamente, por lo cual matábamos dos pájaros de un tiro: turismo y visita nostálgica :P Es un pueblo que en los últimos años ha ido creciendo y tiene su parte de ciudad como todo el mundo, pero lo bonito eran los alrededores del lago, con casas de un estilo europeo más occidental: con tejados de dos aguas debido a las nieves que caen en invierno. Por supuesto, nos quedamos visitando y dando vueltas por la parte más campechana, pasando de altos edificios urbanitas. Como cualquier visita a todo pueblo no puede faltar pasar por la plaza típica… Ni por su Iglesia… Una de las cosas que me gustó del pueblo era el estilo desenfadado de algunas de sus casas: Y el estilo de sus construcciones: Pero con lo que más me quedo es con la zona del lago, por donde paseamos y rodeamos

De camino a Puigcerdà

Hace poco dije que mi propósito este año iba a ser estar al día en cuanto a procesar y publicar las fotografías hechas este año. Ya me estaba columpiando… Estas son las fotografías de cuando fui a Puigcerdà hechas el mismo día que fuí a Ger. Para que no salga demasiado larga la entrada, voy a dividirla en dos: algunas cosas del trayecto y el pueblo en sí :) El camino se me hizo algo más largo de lo que esperaba, pero en el fondo es normal si tenemos en cuenta que Puigcerdà hace frontera con Francia (sí, di una vuelta por 3 calles de Francia y luego volví a cruzar la frontera xDD) Como veis, lo primero que me llamó la atención era que estaba nevado. Fueron esos días con oleada de frío y claro, al norte se veía la nieve fácilmente. Una de las cosas que me gustó fue la vista de los árboles pelados y con los colores del invierno pasando por un río pero, sinceramente, lo que yo vi me gustó más que lo capté con la cámara. La verdad es que el paisaje que se veía no estaba nada mal. Combinación de montaña + árboles

Ger

Este miércoles me permití una escapada flash a casi-Francia: los pueblos de Puigcerdà, en la frontera con Francia y uno muy pequeñito a 10 minutos de éste: Ger. Hoy vais a ver cómo es Ger, que es algo más corto. Como todo buen pueblo español que se precie, hay una foto significativa de su iglesia, como ya vereis también en el post de Puigcerdà :) Y como se puede ver, el pueblo es de callecitas estrechas (aunque cabe un coche) en una montaña, hacia arriba. Casitas de piedra bastante graciosas que contrastaban bastante con lo que había visto 20 minutos antes en Puigcerdà. Las casas de esta zona suelen tener tejados de una o dos aguas, de pizarra, ya que suele caer bastante nieve en invierno. Ese día no hacía especialmente frío (que tampoco calor xD) pero había nieve por el suelo conforme íbamos andando. Una vista general del pueblo sobre esta linea, que como se ve no es muy grande, y una foto para el recuerdo ^^ Por otro lado, este tipo de pueblos con sus casitas rústicas, me ofrecen bastantes oportunidades para aumentar mi colección de puertas y ventanas con algunos elementos como el siguiente: Algunas chimeneas también

Propósitos

Este año 2012 sigo un poco perdido de fotografía debido a mi nuevo proyecto del que ya os he hablado y en el que estoy dándolo todo, pero igualmente, me he puesto un propósito para 2012: Voy a intentar no dejar ninguna foto atrasada este año. Y eso es, que no se me acumulen fotos por procesar de las que haga este año. Por ahora voy bien, puesto que las únicas fotos que he hecho en los 46 días que llevamos de año son éstas y éstas. Igualmente, seguiré procesando y publicando fotillos que aún me quedan de 2011, como por ejemplo, estas de unos coches antiguos que nos encontramos en Calella de Palafrugell, esperando el atardecer. Si para lograrlo tengo que hacer menos fotos en este 2012, pues haré menos fotos por mucho que me pese, y de mientras aprovecharé para procesar las atrasadas (que no son pocas), pero esto no puede seguir así, y menos con los planes que tengo en mente para un futuro cercano, que cae en este 2012… Y es que si todo sale bien… sí que me hincharé de hacer fotos! :)

Besalú

Poco a poco me voy poniendo al día o al menos eso quiero creer. En la entrada de hoy toca hablar del pueblo gerundense de Besalú, situado cerca de la frontera entre Francia y España. Aunque no tuve la suerte de disfrutar cuando fui de un mercadillo medieval como otros, el motivo principal por el que fui a este municipio fue principalmente por su barrio antiguo y su puente, que recientemente ha salido en las noticias (locales, supongo) por encontrarse en un estado no demasiado favorable. Como se puede ver en la foto, nada más llegar al llegar al pueblo te encuentras con el famoso puente de frente, pero llegando a plena 1 de la tarde el sol era muy fuerte, por lo que decidimos dar un paseo por las callejuelas para ir haciendo tiempo. En una de las callejuelas conseguí atisbar un escenario genialmente campechano por una puerta abierta que descubrí. La foto no tiene mucha calidad porque estaba completamente oscuro pero me encantó el resultado que veis. Las paredes antiguas, desgastadas, llenas de texturas junto con las puertas me parecen fascinantes. Aquí pude captar bastantes para mi colección personal, que un día debería de ordenar y hacer una

Reunión motera

Cuando fuimos a Tossa también nos encontramos con una reunión motera, que coincidió que aparcaron 15 ó 20 minutitos para descansar, y pude verlos con más o menos detalle. Recuerdo que ese día solo llevaba el 16-35 y el 50mm, que eran mis dos objetivos nuevos en ese momento y creo recordar que hacía poco que me los había comprado. Respecto a la foto de la entrada, he de decir que me gusta mucho. No solo por la foto en sí, sino porque este tipo de fotos, un retrato cercano, a un desconocido, me llama mucho, retratar la expresión de una persona por la calle… lástima que me cuesta muchísimo hacer una foto así a los desconocidos. Me estuve pensando si pedirle o no hacerle una foto al menos 5 minutos por culpa de la vergüenza (xDDD). Habrá quien piense que es una tontería y habrá quien me comprenda. Además, esta persona mayor, con su rostro apacible, su barba blanquita, en contraposición con la ropa de cuero y los emblemas moteros… deja una foto muy singular :D Y a ti, ¿te cuesta hacer fotos a personas o no te da vergüenza?