La iluminación nocturna del Rikugien (六義園)

Aunque ya ha entrado el frío y el momiji se acabó hace tiempo, no quiero que termine este año sin enseñar una de las formas de cómo se celebra aquí en Japón el paso del otoño con el cambio de colores en los árboles. Y es que es una gran costumbre el preparar lugares emblemáticos o simplemente llamativos a la vista con iluminación por la noche. Este es el caso del parque Rikugien, ubicado en mi anterior distrito, donde vivía antes, en Bunkyo-ku. Es un parque de estilo japonés, y eso, cuando el parque es medianamente grande, conlleva que haya un laguito como el que podéis ver, con sus rocas y sus árboles característicos creciendo en volumen horizontal más que en altura. Tampoco pueden faltar los picudos conos que rodean a otros árboles para darle la forma deseada con el paso de los años, apoyando sus ramas en las cuerdas que lo ayudan con el tiempo. Por supuesto no podemos olvidarnos de los puentes de piedra o madera que reflejen su imagen sobre el río correspondiente. Vais a disculpar hoy la calidad de las fotos, pero siendo fotografía nocturna y sin disponer de un trípode al hacer la foto (porque en la mayoría de

Tokyo Sky Tree II: Tokyo nocturna

Una ciudad como lo es Tôkyô no se puede observar en su totalidad sin una vista aérea donde se vea en toda su magnitud, donde los edificios se pierdan en el horizonte, donde el tan solo mirar por la ventana te haga sentirte insignificante ante el vasto panorama. Ya que el otro día enseñaba la torre más alta de Tôkyô, la Sky Tree, hoy os enseño un poco las vistas que hay desde sus miradores. Concretamente lo que se ve, por ejemplo, en la foto sobre estas lineas, es el río Sumida (el principal de la ciudad), la tradicional zona de Asakusa abajo a la derecha, y la gran zona de rascacielos al fondo, Roppongi, junto a la Torre de Tôkyô a la izquierda. A medida que subimos por la torre podemos ver la impresionante ciudad desde otra perspectiva. Y es que al igual que la Torre de Tôkyô, la Sky Tree tiene miradores a dos alturas diferentes. Mientras el primero está a 350 m. el segundo nos sitúa en los 450 m. de altura. A diferencia de la primera, la Sky Tree, por ser considerada aún una novedad, se necesita día y hora para subir (por el uso del

Adiós Barcelona

Como algunos ya sabrán, ya he vuelto a Málaga. Estos últimos días he estado quedando con algunos amigos de Barcelona, pero igualmente tenía pensado despedirme de la ciudad a mi manera. Para ello subí a una antigua batería antiaérea que hay cerca del parque del Guinardó, y desde donde tenía la idea que se podía hacer una panorámica de Barcelona pero sin estar tan lejos como si estuvieses en el Parc Guell o en el Tibidabo. Aunque fui a una hora para captar el atardecer, tuve la mala suerte de que ese día justamente había niebla, que no está mal en algunos momentos para crear un efecto de misterio, pero no era lo que buscaba. Igualmente, intenté aprovechar el viaje lo máximo posible y me quedé también hasta que anocheció para captar alguna fotografía nocturna donde se vean las luces de la ciudad. Aún así, al menos pude despedirme de la ciudad que me ha acogido durante algo más de dos años, desde el lugar al que tenía pensado ir desde hacía varias semanas. También, al ir cerca de las “fechas Navideñas” (según el Corte Inglés y compañía…), pude presenciar un espectáculo de luces en la torre Agbar, que os

Noche de bolos

Incluso cuando salimos con los amigos pueden haber oportunidades para hacer fotografías. En este caso, mis amigos y yo estamos cogiendo por costumbre el ir los miércoles a una bolera (por eso de que es más barato ese día jeje) y pensé en llevarme la cámara el miércoles pasado para ver que salía, jugando con la oscuridad del momento, la iluminación de neon y demás ambiente que hay por ahí. La verdad, es que lo primero que me di cuenta que o jugaba a los bolos o hacía fotos, y así me fue en la partida… pero al menos pude aprovechar en algunos momentos la iluminación “natural” del lugar, que estaba totalmente a oscuras y con algunas luces de Neon azules de fondo, lo que le daba un aspecto bastante chulo a las fotos. Otro de los motivos por los que quería hacer fotos era para poner a prueba la cámara en situaciones de poca luz (y había muy poca) y por eso no me llevé ningún flash. Esta última foto por ejemplo está tomada a ISO 6.400 y no tiene reducción de ruído de ningún tipo. Como siempre, recomiendo hacer click en las fotos para verlas a tamaño natural