La señora del obi naranja

El día que fui a hacer fotos al Shin Edogawa kôen, después de dar una vuelta por el lugar, tuve la suerte de encontrarme con esta señora que desprendía paz y tranquilidad en todas las maneras posibles. Llevaba un discreto kimono oscuro pero estaba decorado con un obi de color naranja que me llamó muchísimo la atención. Ese color vivo destacaba con la discreción de su kimono y a la vez hacía juego con el colorido de la naturaleza que había en el parque. Parecía que lo vestía expresa y deliberadamente para este momento. Como ambos estábamos recorriendo tranquilamente el parque, yo haciendo fotos y ella que parecía ser parte del paisaje, tuve la oportunidad de hacerle estas fotos. Después de años haciendo fotos, sigo siendo tímido a la hora de hacérselas directamente a personas, y la mayoría son de espaldas; pero también he de decir, que en este caso y debido al obi, la señora de espaldas me gusta mucho más :)

Shin Edogawa Kôen

Hace tiempo que os quería enseñar fotos del parque que hay cerca de aquí, así que hoy os enseño unas fotos que hice el mismo día del reto rojo en un parque llamado Shin Edogawa Kôen. En Tôkyô me he dado cuenta que por mucha gran urbe que sea, por muy altos que lleguen sus rascacielos y por mucha jungla de asfalto que haya; en todos los barrios hay parques. Y que yo recuerde, esta estructura de zonas verdes no la hay en España, o al menos en los lugares que recuerdo y de la misma manera que está planteada aquí. Además de la zona verde que crea este parque (parque que puede tener, perfectamente, unos 500 metros cuadrados –así a ojímetro–), a menos de diez minutos andando de aquí, al lado de la Universidad de Waseda, ya hay otro parque que diría que es más grande y frondoso incluso que éste. Si a esto le sumamos las zonas reservadas para templos shintoístas y budistas, uno se da cuenta de que Tokyo no es tan mala ciudad para vivir en este aspecto, pues cuenta con muchos descansos de edificios grandes y aglomeraciones ;) Los que me tengan en Facebook ya se

Gran nevada en Tokyo

El día 14 de Enero fue fiesta en Japón. Era el día de la mayoría de edad (成人の日 – seijin no hi), en el cual se celebra una ceremonia para los japoneses que han cumplido 20 años. Se suponía que iba a ser un día donde podría ver japonesas que visten en kimono para la ocasión y tener fotos chulas, pero en vez de eso, cuando me desperté preparado para bajar al centro con la cámara, ya desde la cama escuchaba algo raro en la calle. Era el sonido del tráfico sobre asfalto mojado. Mala señal. Si llovía no iba a poder hacer las fotos que tenía pensadas… Y por si fuese poco, cuando miré por la ventana, veía la nieve caer. La primera reacción fue la de “mierda, me he quedado sin fotos“. La segunda fue la de ponerme algo de abrigo y subir a la azotea a hacer alguna foto xD Dicho y hecho, con todas las dudas del mundo me vestí y tomé fotos de la calle. Al fin y al cabo era la primera vez que veía nevar en Tokyo. Así que ni corto ni perezoso, cogí la cámara, le enfundé el 50mm y la envolví

Fotografiando con velocidades bajas

Una de las ideas que tenía desde hace tiempo para una sesión de fotos era hacerla al atardecer para intentar captar los colores del cielo cambiando de tonos azules a rojizos. Además para la localización me encontré con un parque que tenía una fuente/estanque curioso y que se iluminaba a partir de que saliesen los últimos rayos de luz. Esto significa que, siendo al atardecer, la luz será muy baja, y habrá que subir la ISO y hacer las fotos con unas velocidades de obturación bastantes bajas. Pero, ¿a qué llamo una velocidad baja? Pues, el otro día, leyendo un poco sobre las cámaras Lomo, éstas indicaban mediante el parpadeo de una lucecita, que había una velocidad baja cuando el tiempo era inferior a 1/60 segundos. Ésto depende también de la distancia focal que usemos, que puede trepidar la foto, pero también del movimiento del sujeto (porque se mueva mientras se hace la foto). Así, podemos pensar que menos de 1/60 segundos es una velocidad baja. Para que os hagáis una idea, yo disparaba a 1/8 segundos (8 veces menos de luz que a 1/60) en esta sesión… El por qué de usar esa velocidad es: Para captar la luz

Parc de la Ciutadella

Y es que cuando sales de visita turística, siempre hay que hacer las fotos de rigor a lo que ves… pero siempre se puede intentar que salgan lo mejor posible ;) Se puede hacer uso de la regla de los tercios, intentar captar cielos vivos y con nubes que den textura, aprovechar las buenas horas del día (amanecer y atardecer), etc. En este caso, la foto está tomada a las 15:34, una hora bastante mala para la luz, pero en los viajes es lo que hay. En estos casos sirve como foto recuerdo, no esperes nada demasiado espectacular a estas horas… así que simplemente intentar no quemar muchas zonas y listo! ;)