El fin de semana del 22 de Septiembre se celebró en Chiba la edición de 2013 del Tokyo Game Show, al que pude asistir de gratis gracias a una de las escuelas técnicas que hay en Takadanobaba, relativamente cerca de mi antigua escuela de idioma japonés. Tuve la suerte de que este tipo de escuela contacta con estudiantes extranjeros que tengan planes de acceder a una escuela tras acabar sus estudios de idioma, y ésta en concreto se especializa en tecnología en general (como un grado de informática), además de animación (2D, 3D) y todo lo relacionado con ingeniería informática, creación de videojuegos, animación y creación de animes entre otras cosas.

El sistema de estas escuelas es bastante interesante, pero no es algo que vaya a comentar ahora mismo, así que lo dejo como idea para otra ocasión.

Lo que me lleva a escribir hoy es el enseñaros cómo fue un poco por encima el , y viendo las fechas, debería de cambiar el subtítulo del blog a Mejor tarde que nunca.

Nada más entrar al recinto, la idea y la estructura me recordó totalmente al Salón del Manga de Barcelona, pero más amplio, más grande, y mejor organizado. El ambiente es un poco el mismo pero con espacio entre cada persona.

Un montón de stands, pero a lo grande. Figuras basadas en los juegos de cada compañía adornando para llamar la atención, logotipos enormes con luces ambientales y miles de pósteres grandísimos, tanto de tamaño como de calidad vendiendo la imagen de cada empresa. (Sí, el plural de póster es pósteres xD)

La escuela técnica con la que íbamos también tenía su stand y curiosamente su póster lo había dibujado un estudiante de primer año español si no recuerdo mal. Lo podéis ver en la foto que está sobre estas líneas.

Por supuesto, pudimos ver en acción la PS4 de la que tanto se hablaba entonces, aunque poder verla y poder verla tranquilamente era algo tan distante como podría ser yo qué sé… la organización de los eventos en España y Japón :P

Esta negrita estaba en una vitrina de cristal rodeada por cientos de personas deseando acercarse y hacerle una foto, con lo cual no os quejéis de la calidad de la misma. Habría sido más impactante si la hubiese publicado el día en el que la hice, cuando la gente normal aún no la habría visto… pero entonces no sería yo ;)

Además de los stands, había una zona para probar juegos… haciendo la correspondiente cola. Por ejemplo, la foto que ilustra esta entrada era de uno de los juegos a los que no se le podía hacer fotos por lo innovador de la tecnología que ya se va poniendo de moda en esto de las gafas de realidad virtual aplicada a los videojuegos.

El dragón que promocionaba el Monster Hunter Smart era bastante impresionante, pese a ser hinchable. Comparadlo con el tamaño del la persona que se ve a la izquierda por ejemplo.

En algunos sitios la ambientación ya pasaba a ser extraordinaria. De repente nos encontramos con un castillo medieval japonés en mitad del evento.

Que no falte una vista general de una de las alas del recinto donde se celebraba el evento

A estas alturas estaréis pensando que en todos los eventos de este tipo siempre hay chicas en los stands para promocionar, y que dónde están, ¿no? Pues tenéis toda la razón, pero las estoy reservando para hacer una entrada dedicada a ellas ;)

Y a vosotros, ¿os gustan los videojuegos? Si venís a Japón, ¿gastaríais un día en un evento dedicado a ellos? ¿Qué os parece?