Como ya dije alguna vez, pocas veces hablo de este gran símbolo de Japón, el monte  (富士山).

A diferencia de lo que se piensa en España, el monte Fuji se lee Fujisan y no Fujiyama. No son pocos los que preguntan por el Fujiyama y acaban en una estación diferente que no tiene nada que ver con el lugar al que querían ir. El origen de esta confusión es la lectura del kanji de montaña (山), que si se encuentra solo se lee yama (su kunyomi o lectura japonesa), pero con otros kanjis se suele leer usando su onyomi o lectura china, que es san.

Este volcán, con 3.776 metros de altitud, es el pico más alto de Japón. En la antiguedad por lo visto se le tenía prohibida la entrada a las mujeres, pero actualmente es un recurrido destino de alpinismo y senderismo.

Ahora además de ser el símbolo de Japón, es patrimonio de la humanidad por la Unesco, desde el 22 de Junio de este año 2013.

La foto que encabeza esta entrada está tomada desde la estación de Kawaguchiko el día que fui a ver el Shibazakura matsuri :)