Higanbana

9
Oct
2017
Categorías: Japón, Paisajes

ヒガンバナ (higanbana) es el nombre con el que normalmente se refieren a la Lycoris radiata, la conocida vulgarmente como flor del infierno, o red spider lily en inglés. Una flor de la familia de las Amarilidáceas (para quien sepa de flores, yo no) nativa de Asia :)

Como florece en otoño, es normal en estas fechas que hayan eventos de visita a lugares donde predominan estas flores, al igual que hubo con las shibazakura al que fui cerca del Fuji.

A diferencia del infierno de viajito de 2013 cerca del lago Kawaguchi, esta vez, sabiendo que se pondría de gente hasta los topes, quedamos con unos amigos que nos recogerían en coche cerca de las 4 y poco de la mañana con el plan de ir hasta el lugar donde se exponían las flores para llegar en cuanto abriese, antes de que nadie llegase y volvernos a medio día, cuando la caravana se formase… en sentido contrario.

Poco antes de llegar al lugar, hicimos una mini parada donde pude hacer esta foto del sol saliendo por encima del pueblo.

En este lugar, no sé si por culpa del sueño, o porque simplemente soy torpe, se me cayó el 50mm. de la mano y las aspas del interior de la lente quedaron mirando para cuenca. Por ese motivo, solo veréis fotos hechas con el 70-200 o con el 16-35 en esta entrada…

Estas fotos, fueron tomadas en el 2014, hace ya tres años, pero el lugar y el evento siguen activos en esta época del año.

El lugar en cuestión es en el parque Manjushage, en la ciudad de Hidaka, prefectura de Saitama y, podéis ver más información en el sitio web de la ciudad (en japonés).

Más fácil es ver la localización en la información de las fotos e ir un día de estas fechas allí a primera hora. La primera foto la hice a las 6 de la mañana, así que ya sabéis que toca madrugar o comerse atascos enormes :)

Después de dar un paseo por el parque, al ir con dos cosplayers, aprovechamos para hacer algunas fotos los tres (que no muestro en esta entrada). No eran fotos necesariamente de cosplay, pero ya sabéis que a las modelos suelen gustarle que las retraten guapas siempre que puedan…

A la vuelta, sobre el medio día, tal y como esperábamos nos encontramos una fila enorme de coches intentando entrar en el aparcamiento del parque del que ya salíamos. La verdad, es que aparte del madrugón, el plan fue muy bueno.

A la vuelta, recuerdo que paramos en un bar de carretera, que no tiene nada que ver con los que hay en España. Este en concreto, para alimentar el estereotipo de Japón, era de sushi. Así que lo único que quedaba era volver a casa y echarse un rato a dormir de nuevo :)

Sinceramente, antes de venir a Japón, nunca había visto estas flores. ¿Y tú?

¿Qué te parecen? Déjame tu impresión en los comentarios ;)