Fukugawa Hachiman matsuri (深川八幡祭り)

Sí, estáis viendo bien. Es un omikoshi siendo rociado con agua. Y es que el Fukugawa Hachiman matsuri es un festival de los que se conoce como mizukake matsuri. O lo que viene siendo igual, un festival donde se lanza agua. Y ya os adelanto, que es uno de los más divertidos en el que he estado. Como podéis ver en la espalda del happi (ropa de festival) de la foto, el matsuri se celebra en el santuario shintoista Tomioka Hachiman (富岡, escrito de derecha a izquierda). De ahí que quisiese presentar este lugar en mi entrada anterior ;) Además de las diversiones que conllevan los típicos festivales (ir en kimonos, puestos alrededor del templo/santuario, etc.) este festival incluye varias procesiones de mikoshis (tronos portables) que llegan a ser de unas 2 o 3 horas en un recorrido prefijado por las calles cercanas al templo. Las fotos que estáis viendo corresponden a un kage matsuri (festival sombra, en sentido figurado), significando que “no era el de verdad“. Y es que cada 3 años es cuando se hace grande de verdad, con más de incluso 50 mikoshis paseando, según me comentaron los del lugar. El año que viene (2017) toca uno de estos, y ya tengo decidido ir si la agenda

Agua sedosa

El efecto de agua sedosa es muy conocido y vistoso para paisajes que cuenten con una cascada o riachuelo, ya que le da dinamismo a la foto al no congelar el movimiento del agua mientras que el resto del paisaje permanece estático. Esto como ya sabréis, se hace con una exposición un tanto prolongada (dependiendo del efecto que queramos conseguir se deja más o menos tiempo), aunque empieza a aparecer a 1/5 seg aproximadamente. Las fotos que aquí enseño están hechas con exposiciones de 2, 6 y 25 segundos respectivamente. Así se puede ver la diferencia en la apariencia del agua de cada foto. Por supuesto el uso del trípode es obligatorio en este tipo de fotos ;) El problema viene cuando queremos hacer fotos de este tipo mientras hay luz, para que salgan los colores diurnos (e incluso las sombras que dan una apariencia más natural, como en la segunda foto). Al haber luz suficiente para hacer fotos sin que se necesite trípode (pudiendo disparar perfectamente a 1/100 por ejemplo) por mucho que cerremos el diafragma a f/22 (aunque algunos objetivos de los que he usado dejan hasta f/32) seguirá habiendo demasiada luz y la velocidad recomendada para exponer