Esperando para entrar al Meiji Jingu

Tal y como comenté en la entrada anterior, tras entrar en el año nuevo en pleno centro de Shibuya, cogimos la línea Yamanote y nos acercamos al Meiji Jingu, el más famoso de los templos de , a hacer nuestra primera oración de año nuevo.

Al llegar ya veíamos como una gran multitud se iba dirigiendo hacia la entrada y, aunque íbamos preparados porque ya sabíamos como iba a ser, no dejó de sorprendernos la cantidad de gente que había y lo inmenso de la cola, en la que al final estuvimos esperando unas 2 horas mientras pasábamos un frío horrible (nosotros y todos los japoneses por lo que podíamos escuchar).

Para combatir el frío, o por cualquier otro motivo que ahora mismo desconozco, se habían emplazado unos fuegos en plan hoguera custodiados por boy scouts a los que la gente se podía acercar para calentarse un poco. Por mucho que estuviesen al lado del fuego, los pobres boy scouts tenían que pasar frío sí o sí porque estaban en camisa y pantalones cortos…

Boy Scout

Boy Scouts

Os dejo por aquí algunas fotos de la espera en la cola, para que veáis que tema había por aquí en este momento… y como miles de japoneses pueden aguantar el suplicio de la cola para hacer la primera oración/ofrenda del año: el 初詣 (hatsumôde), del que hablaré más adelante.

Eso sí, ya os aviso que las fotos son más para que veáis el tema que otra cosa, porque el sitio estaba muy oscuro, las luces emitían una componente naranja tungsteno brutal… pero ahí quedan, para el recuerdo, que es lo imporante!

Torii

Torii

No somos los únicos ;)

Meiji Jingu abarrotado

Rezando

Meiji Jingu

Personalmente me quedo con esta última foto, que aunque no está muy definida (por no haberme dado cuenta y poner una ISO más alta en el momento), captó un gran momento a la vuelta, que por muy raro que sea Japón, no se ve todos los días. Dos chicas, una de kigurumi y otra de lolita calentándose frente al fuego ;)

Lolita frente al fuego