Reto rojo

Después de mucho tiempo (más de un año?), me he decidido a volver a participar en el reto de La Familia Fotera. Y es que en cuanto leí el título se me vino una foto a la cabeza, por lo que no podía dejar pasar la oportunidad ;) Aún así, al final he cambiado de idea xD. La original que tenía pensada era un de los farolillos a la entrada del templo que hay en Waseda, pero en mi camino diario de vuelta a casa paso siempre por delante de estos dos toriis rojos. Y ya que desde hace tiempo tenía pensado enseñaros alguno de los mini templos que hay perdidos por toda la ciudad y además así dejo una entrada entera al susodicho templo y no a solo uno de sus farolillos, acabé decidiéndome por mostraros esta entrada. Curiosamente, he usado la misma técnica que usé para el reto anterior, la denominada técnica Brenizer: Hacer una panorámica con una apertura muy grande para que así el efecto del bokeh sea mayor. Como en todos los retos, he aquí la lista de los demás participantes ;)

El ambiente en los días de celebraciones japonesas

Hoy os traigo una entrada extensa a pesar de que es la continuación de la anterior, la visita de año nuevo en el templo Sensôji de Asakusa. Os traigo muchas fotos para que podáis ver cómo son las cosas detrás del templo, que no todo es hacer cola tirar la monedita y hacer el ruego. Además de lo ya comentado, la gente realizar lo que se denomina el Omikuji, que no es otra cosa que sacar un papel al azar que funciona a modo de oráculo, indicándote cómo será tu suerte en este nuevo año. Si sale buena, todo perfecto, pero si sale mala atas tu papel en uno de los lugares dispuestos a ello en el templo para dejar tu mala suerte atrás y que no te acompañe. Otra cosa que se hace es dejar los talismanes de ese año para que sean quemados y comprar unos nuevos. Ya se sabe, año nuevo, talismán nuevo… O no. Las miko que puedes encontrar en todos los puestos durante estos días te venderán uno encantadas. Las miko son las sirvientes de los templos shintoistas japoneses. Son fácilmente identificables por su vestuario, de camisa blanca y hakama roja. Otra de las costumbres típicas,

Hatsumôde en Asakusa

El hatsumôde (初詣), es una tradición shintoista consistente en visitar los santuarios durante los tres primeros días del año para pedir deseos para el nuevo año, comprar amuletos (y dejar los del año anterior), probar un sake especial de año nuevo y sacar el omikuji, que te indica la suerte que tendrás en este nuevo año. Como ya comenté en la primera entrada del año, yo fui a visitar el Meiji Jingu justo después de las campanadas, pero quería volver y captar la esencia con luz diurna para que se viese algo mejor. El santuario elegido esta vez es el Sensôji, en Asakusa. Al estar abarrotado el camino del mercado de Asakusa de la cantidad de gente que había entrando hacia el templo, ya veis que estoy repitiendo un poco el proceso de la otra entrada y solo os voy a mostrar un poco el ambiente que había. Ya en otra ocasión más tranquila volveré y haré fotos del lugar para que lo veáis como es debido ;) Por otro lado, también grabé un vídeo para mostraros algo más del evento, pero como aún soy nuevo en esto de grabar vídeos y no estoy acostumbrado… la verdad es que se me olvidó

Visitando el templo Meiji Jingu en Fin de Año

Tal y como comenté en la entrada anterior, tras entrar en el año nuevo en pleno centro de Shibuya, cogimos la línea Yamanote y nos acercamos al templo Meiji Jingu, el más famoso de los templos de Tokyo, a hacer nuestra primera oración de año nuevo. Al llegar ya veíamos como una gran multitud se iba dirigiendo hacia la entrada y, aunque íbamos preparados porque ya sabíamos como iba a ser, no dejó de sorprendernos la cantidad de gente que había y lo inmenso de la cola, en la que al final estuvimos esperando unas 2 horas mientras pasábamos un frío horrible (nosotros y todos los japoneses por lo que podíamos escuchar). Para combatir el frío, o por cualquier otro motivo que ahora mismo desconozco, se habían emplazado unos fuegos en plan hoguera custodiados por boy scouts a los que la gente se podía acercar para calentarse un poco. Por mucho que estuviesen al lado del fuego, los pobres boy scouts tenían que pasar frío sí o sí porque estaban en camisa y pantalones cortos… Os dejo por aquí algunas fotos de la espera en la cola, para que veáis que tema había por aquí en este momento… y como