Vestigios del pasado

A veces una fotografía llama más la atención cuando sólo se deja ver parte del sujeto. Esto hace que la persona que mira la fotografía no diga “sí, es un coche chulo” y pase a la siguiente fotografía, sino que se quede pensando por un momento qué es lo que puede ser. Aunque sólo sean unas décimas más de segundo lo que conseguimos captar más atención de estas personas, merece la pena.

Bueno, pues en esta ocasión la fotografía es un primer plano de una rueda que pertenece a una de esas máquinas que se usaban antiguamente para remolcar los barcos. Fue vista en el paseo marítimo de Lloret del Mar, en Girona, y la foto me gustó por el detalle captado y la textura de la pintura de la rueda en primer plano.

Y como casi siempre, el blanco y negro es de alto contraste, con sus sombras empastadas y sus blancos quemados, donde hace falta ;)