Pintando bebidas

Hace unos días participé en el I Rally Fotográfico de este hotel que ya visité y comenté aquí, el cual consistía en realizar una fotografía que expresase los valores y características del hotel y además fuese una buena fotografía, claro está.

La verdad, lo primero que pensé fue que resumir lo que piden en una única fotografía sería prácticamente imposible.

Aún así, me puse a pensar y dada mi experiencia en el hotel, lo ví aún más difícil si cabe ya que lo que me habría gustado expresar es la sensación que se tiene visitando el hotel (e imagino que alojándose aún más), porque como dije, te hacen sentir como reyes (sobre todo gracias a Alejandro, aunque pude intuir que todos los que trabajan allí eran así ^^), pero tener una foto donde se exprese una emoción… puede ser muy complicado. Lo que se me ocurría necesitaba parte de strobist junto a la participación de varias personas de las que trabajaban allí, así que lo descarté.

La opción típica, sería mostrar una habitación bonita, con las vistas desde su ventana. Sería una buena opción si no fuese porque no creo que no representen todos los valores del hotel, y además las mejores habitaciones no se resumen a una sola habitación (las hay con recibidor, saloncito, varias TVs, el servicio, etc.). Aún así, el diseño de muchas habitaciones con el separador del baño transparente (que se puede volver opaco con una persiana) mola bastante y decidí hacer una foto desde el baño donde se viese toda la habitación y sus vistas…

Esta foto entonces puede parecer algo convencional, pero para hacer este tipo de fotos, es necesario tomar más de una y combinarlas posteriormente para crear algo parecido a un HDR (y digo parecido porque en mi caso las combiné manualmente y así evitar efectos raros del procesado y halos, dando un finalizado mucho más natural).

Al final esta foto es una de mis elegidas porque muestra algo que a mí me encantó el primer día: el diseño de las habitaciones con el baño. La foto está tomada desde dentro del baño para que se pudiese ver que se unía con la habitación a través de un cristal bastante glamouroso ;)

El diseño es algo que tiene bastante peso también en este hotel, y había que enseñarlo, junto con los detalles que es otro de los elementos imprescindibles, representando con el Gift Room el trato a los clientes.

Lo siguiente que se me vino a la mente fue con lo que me quedé: Las vistas de Barcelona desde el hotel.

El hotel, para quien aún no lo sepa, está situado en el cruce de Diagonal con Rambla de Prim, por lo que se puede ver toda la ciudad incluyendo estas dos grandes calles, la Sagrada Familia, la torre Agbar, el Forum, el mar… Además, está al lado del centro comercial Diagonal Mar, por lo que no te vas a aburrir para nada. Una gran situación.

Desde el primer día que lo visité ya no podía concebir este hotel sin sus vistas (cabe destacar que cuando subes en el ascensor de cristal, puedes ver toda Diagonal hasta el Tibidabo...), así que la fotografía que me propuse hacer contaría con una de las técnicas que me gustan: las panorámicas.

Las panorámicas son sencillas de hacer generalmente, pero necesitas ser cuidadoso y meticuloso, además de dedicarle un buen rato en casa a la hora de procesarlas, ya que unirlas cuesta bastante tiempo y además, algunas veces dan problemas que tienes que solucionar manualmente.

Al final, me decanté por enseñar las vistas combinado por el alto nivel y la calidad del hotel, representado por una preciosa piscina en la terraza del piso 23… que además permite leer el nombre del hotel en lo más alto :)

Esta foto creo que combina muchos de los elementos importantes que tenía en mente:

  • Las vistas (incluye toda Diagonal, Rambla de Prim, Badalona, el Forum, el mar…)
  • La calidad y nivel del hotel, representado por una larga piscina en el piso 22
  • La vida del hotel: huespedes disfrutando de la piscina y relajándose en tumbonas. Aquí he de decir que había más gente en la piscina, pero para que quedase “de foto” opté por hacer una selección con máscaras de capa para mostrar a un hombre nadando, sin que se le viese la cara y en una buena postura.
  • El nombre del hotel, que se puede ver en lo más alto a la derecha, es un gran símbolo para la foto.

Podría haber mostrado otra de las panorámicas que hice, pero creo que no habría sido lo mismo.

O también podría haber mostrado la enorme sala de juntas que era modularizable, o el impresionante grafiti del comedor, o cualquiera de los múltiples detalles que inundan el hotel, pero la foto que reunía más elementos, era la que he elegido.

Al final, hubo un cambio en las bases y en vez de una se presentan 3 fotografías. Mi elección, además de la panorámica de la piscina por los motivos que ya he comentado, incluye la fotografía de la habitación desde el baño, la foto que encabeza la entrada, aunque también podría haber presentado la siguiente panorámica:

Con esta panorámica quería expresar las vistas que tienes desde la terraza de una de las habitaciones (una suite junior creo recordar). Concretamente esta foto tuvo alguna dificultad:

  • Para mostrar la terraza además de las vistas tuve que utilizar un gran angular (16mm en full frame), lo cual deforma bastante debido a la perspectiva. Esto generalmente no es recomendable para las panorámicas, y me obligó a unir manualmente trozos de pared, barandilla, etc. (suele pasar con los elementos más cercanos, que son los que más se deforman) utilizando Photoshop y máscaras de capa. Bastante tedioso, pero creo que al final quedó bien.
  • El mostrar también el interior de la habitación, aunque la luz estaba encendida, la luminosidad en el interior era mucho menor que en el exterior, por lo que hice una toma de la habitación sola y luego la incorporé para simular un HDR. Muchos podrían decir que es trampa o que se está alterando la foto, pero en mi opinión, lo único que he hecho ha sido utilizar los recursos a mi alcance para representar lo que veía con mis ojos en ese momento. Si hubiese disponido de un flash que no me llevé, junto con el disparador inalámbrico podría haberlo solucionado. ¿Dejaría de ser trampa? Simplemente cambiaría los recursos usados ;)

Así pues esta última fotografía incluye dos técnicas: panorámica + hdr.

Esta panorámica casi es una de mis fotografías elegidas porque muestra también una vista espectacular desde la terraza de una de las habitaciones, pero al final me decanté por la foto hecha en la mesa del restaurante de la pared con el graffiti por los siguientes motivos:

  • Ya he presentado una panorámica y creo que la de la terraza es mejor que la que se ve desde la habitación.
  • Aunque la panorámica muestra más el hotel, la foto desde la mesa del restaurante es más “diferente”, como más “de autor”, y a mi desde que empecé me ha gustado centrarme en los detalles, cosa que no he hecho demasiado últimamente y no me gustaría perderlo.
  • Técnicamente, muestra un elemento en primer plano y un fondo desenfocado, que no distrae, pero que se puede apreciar qué es lo que es.
  • Tiene un punto de vista distinto a 16 mm. combinado con el arte grafitero de la pared del restaurante. Muestra un punto diferente :)

Además de estas fotos, aproveché que Alejandro (un crack!) me enseñaba otras partes del hotel, y a algunas les hice fotos. Una pequeña selección está en la galería del post.

Y vosotros, habríais elegido las mismas, o habríais cambiado? Por qué? :)