Hotel Barcelona Princess

Hace justo una semana, tuve el placer de asistir, junto a David Flores a la inauguración de la terraza del hotel Barcelona Princess, que se encuentra en la Avenida de Diagonal 1, en (justo al lado del Forum).

A nosotros nos invitaron en calidad de bloggers fotográficos a este evento donde disfrutaríamos de un cocktail lleno de gente del mundo de los viajes, canapés, música y glamour por todos lados.

Desde nada más llegar, Alejandro Godoy nos hizo sentir como invitados de lujo durante todo el evento.

Aprovechando que llegamos temprano, subimos a la planta 20 donde pudimos ver dos habitaciones del hotel. Cada una orientada a lados opuestos para que pudiésemos apreciar las vistas disponibles:

Una de las cosas que me llamó la atención de la habitación del hotel, es que el baño está separado del dormitorio mediante cristal, haciéndolo muy interesante. También podemos bajar una persiana para aislar las distintas habitaciones, por si estamos acompañados por ejemplo.

Posteriormente, subimos a la planta 23, donde había otra terraza con otra piscina. Las vistas desde aquí eran impresionantes, pero como Alejandro nos comentó que podíamos subir en cualquier momento, decidimos bajar y disfrutar del cocktail, para luego subir tranquilamente.

Cuando volvimos a la zona del cocktail, se notaba que la gente iba llegando poco a poco, y la cosa se iba ambientando.

Además de los canapés, habían empresas que promocionaban alguno de sus productos, como un espléndido jamón de Jabugo de 4 años que pudimos probar, con pan tostado.

También pudimos degustar un poco de caviar del Valle de Arán. Esto es, caviar del bueno ;)

Cristina se armó de paciencia y nos informó sobre todo el proceso que tiene detrás el caviar de cultivo, cómo y con qué comerlo, y como saber si estamos comprando un buen caviar o no. En mi opinión, así por encima es como la cata de vinos. Cada cultivo de caviar tiene años mejores que otros y hay dintitos tipos de caviar según el tiempo que lleve, al igual que los vinos ^^

En la primera mitad del cocktail se sirvieron canapés ligeros, de pescado mayormente.

Aunque tampoco faltaban pinchos de refrescante fruta para quien quisiese…

En todo momento estuvimos disfrutando de un entorno fantástico, digno de cualquier fiesta de alto nivel, pudiendo disfrutar del tiempo junto a los demás invitados alrededor de la piscina de la terraza

La música tampoco faltó en ningún momento. Un chillout perfecto para ambientar este tipo de eventos.

Ya en la segunda mitad del cocktail, se empezaron a servir algunos canapés más consistentes

Ahora tocaba la carne. He de decir que las mini hamburguesas estaban riquísimas.

Todos estos canapés estaban preparados por el propio catering del hotel, de manera que si alguna vez se organiza algún evento, se puede contratar. ¡Y he de decir que la calidad era soberbia! :)

Entre canapé y canapé, yo aprovechaba el haberme llevado el 70-200 para hacer algunos retratos, que siempre me gusta :)

Poco antes de acabar empezaron a traer los canapés dulces.

Y para finalizar, antes de irnos, David y yo subimos de nuevo a la terraza que había en la planta 23 para tomar algunas fotos de las vistas.

Las vistas desde la terraza eran impresionantes.

Aunque lo que se veía desde el ascensor de cristal, tampoco se quedaban atrás:

Como resumen del evento, solo le puedo poner un 10 como nota final, por lo perfecto que fue organizado y llevado todo. También tengo que repetirme dándole las gracias a Alejandro por la atención que tuvo con nosotros, ya que al menos a mí me hizo sentir durante un rato como uno de los billetosos protagonistas que se ven en los lujosos hoteles de las películas, recibiendo el mejor trato.

Como suelo hacer últimamente, no pongo todas las fotos en la entrada (y eso que he puesto bastantes!), dejando las demás para verlas en la galería de fotos del artículo.