Japonesa

Sumimasen 「すみません」, o lo que es lo mismo, “perdone” en japonés, es la forma más fácil de empezar a preguntarle a una persona si se le puede hacer una foto.

Como ya dije a principios de año, me propuse llevar a cabo un proyecto personal consistente en hacer fotografías de miradas y, hacerlo con los desconocidos al principio no es fácil.

Como a muchos de los fotógrafos les pasa, al principio da corte el hacer fotos a desconocidos, o pedírselas, ya que te pueden decir que no, o se pueden molestar. Pero hay que ir con la mentalidad de que el “no” ya se tiene y no hay nada que perder. Bueno sí, la vergüenza ;)

Y gran parte de este proyecto trata de eso, de sortear estos inconvenientes y tener el valor de hacer fotos a desconocidos.

En este caso, me costó varias estaciones de antes de ser capaz de dirigirme a dos chicas japonesas que venían conmigo desde el aeropuerto, y la verdad es que me ayudó el hecho de tener una conversación en japonés… ¿curioso verdad?

Pues eso, después de hacer las típicas preguntas de rigor… どこから? / 三年前私は日本に行きました / 難しい日本語をわかりません。。。 y demás, pues ya se pregunta si le importa que se le haga una fotillo… さしんいいですか?

Y aunque las condiciones de luz no eran las mejores, además de que tampoco me quise entretener demasiado en configurar la cámara (siempre me pasa, es algo que tengo que controlar porque la foto podría haber mejorado), pues con el procesado agresivo en blanco y negro que experimenté (y del cual hablaré más adelante), quedó una foto con aspecto antiguo que me gusta :)

Y ahí queda eso. Otra mirada más capturada.

Por cierto, voy lento. Haciendo cálculos debería de tomar entre 8 y 9 fotosde estas al mes para llegar a las 100 en un año… y estamos terminando Febrero y solo llevo… 9 fotos a día de hoy.