Hiwatari matsuri

4
Abr
2016
Categorías: Eventos, Japón

Hiwatari matsuri

Hace dos semanas, se celebró como todos los años en el monte Takao el Hiwatari (火渡り祭り), que no significa otra cosa que el Festival de cruzar el fuego.

Creo que lo mejor para explicarlo es decir que es un evento parecido a San Juan en España.

Hiwatari matsuri

A diferencia de la fiesta española de San Juan, este festival tiene una pauta predeterminada.

Se comienza con unos rezos de protección donde se pide por la paz del mundo, por la seguridad de la familia, para los accidentes de tráfico, saludo, etc. a través de cánticos budistas…

Hiwatari matsuri

…y se sigue con una actuación de armas a modo de espectáculo de ofrenda a los dioses, continuado de 4 flechas lanzadas a las cuatro esquinas del recinto (que como se ven, están protegidas y además son lanzadas muy flojas), a modo simbólico.

Hiwatari matsuri

Como es usual en Japón, los patrocinadores (empresas y particulares que donan dinero al templo para conseguir la gracia del Dios de turno) poseen tablillas con su nombre, que se colocan alrededor del montículo de hierbas que se va a quemar, y antes de ello, se leen todos sus nombres.

Hiwatari matsuri

Una vez terminan todos los preparativos, se enciende el fuego, que durará entre 10 ó 15 minutos antes de que comiencen a apagarlo.
Las llamas alcanzan una altitud considerable, y la columna de humo que genera se deja ver desde lejos.

Hiwatari matsuri

Hiwatari matsuri

Mientras las llamas comienzan a ser sofocadas por algunos monjes, otros van quemando tablillas y amuletos.

Hiwatari matsuri

Una vez el fuego ha sido rebajado, las ascuas preparadas y hay un camino por el que poder andar, el monje mayor da su visto bueno.

Hiwatari matsuri

Se prepara un camino de brasas y se colocan montículos de sal para preparar los pies antes de cruzar las ascuas.

Hiwatari matsuri

No solo hombres, sino también las mujeres se animan a pasar por encima de las brasas.

Hiwatari matsuri

Hiwatari matsuri

Después de que los monjes hayan terminado y las brasas no quemen, todos los asistentes pueden pasar descalzos también por el mismo camino (pero mucho más frío).

Para muestra esta pequeña que se animó.

Hiwatari matsuri

La cola de visitantes que esperan para pasar las brasas puede durar perfectamente una hora de la cantidad de gente que se anima a hacerlo.

Y de mientras me animé a probar las casetas de comida que no pueden faltar en los festivales japoneses :)

Hiwatari matsuri

Cuando el ritual termina, los monjes vuelven al igual que llegaron, en una procesión hacia el templo que se encuentra en la base del monte Takao.

En la entrada del templo se reunen y se reza de nuevo antes de dar por concluído el evento de este año.

Hiwatari matsuri

Yo llegué un poco con el tiempo justo (unos 15 minutos antes de que empezase el evento), y me tuve que buscar un sitio en una colina que está al lado de todo, donde se ve bien, pero no se podían tomar las mejores fotos cercanas.

Igualmente, para estar pegado a la acción, tienes que ir temprano y coger sitio esperando de pie.

Lo que me llamó la atención, es que había muchos más extranjeros de lo que me esperaba. Para mí no es un festival tan famoso, pero parece que el tema del fuego interesa a bastantes.