Higanbana

ヒガンバナ (higanbana) es el nombre con el que normalmente se refieren a la Lycoris radiata, la flor conocida vulgarmente como flor del infierno, o red spider lily en inglés. Una flor de la familia de las Amarilidáceas (para quien sepa de flores, yo no) nativa de Asia :) Como florece en otoño, es normal en estas fechas que hayan eventos de visita a lugares donde predominan estas flores, al igual que hubo con las shibazakura al que fui cerca del Fuji. A diferencia del infierno de viajito de 2013 cerca del lago Kawaguchi, esta vez, sabiendo que se pondría de gente hasta los topes, quedamos con unos amigos que nos recogerían en coche cerca de las 4 y poco de la mañana con el plan de ir hasta el lugar donde se exponían las flores para llegar en cuanto abriese, antes de que nadie llegase y volvernos a medio día, cuando la caravana se formase… en sentido contrario. Poco antes de llegar al lugar, hicimos una mini parada donde pude hacer esta foto del sol saliendo por encima del pueblo. En este lugar, no sé si por culpa del sueño, o porque simplemente soy torpe, se me cayó el 50mm. de la

En la cima del monte Fuji

Cuando era estudiante en Japón, escuché una vez… Un hombre que no ha subido nunca al monte Fuji es un tonto. Pero aquel que lo ha subido más de una vez, es más tonto todavía. Y es que subir a la cima del monte emblema de Japón, ha sido siempre uno desde mis objetivos desde que llegué, pero siendo como soy, al final, entre una cosa y otra nunca lo había subido… hasta ahora! Gracias a mi amigo Nacho, que se encargó de organizar el viaje, por fin me animé a subirlo, y aquí relato los detalles de la subida. Básicamente que es mejor prepararse bien y no como ir a un picnic para subir la montaña más alta de Japón. Para subir al Fuji, digamos que hay varias rutas. La más fácil y popular es la llamada ruta Yoshida. Luego están otras como la ruta Subashiri, la Gotemba, Fujinomiya o la Ohachi-Meguri. Nosotros optamos por tomar la ruta Subashiri con la intención de librarnos de la aglomeración de gente que se podía ocasionar. No obstante, antes de llegar a la cima se une con la Yoshida igualmente, por lo que tampoco podríamos disfrutar de llegar a la cima solos

La iluminación nocturna del Rikugien (六義園)

Aunque ya ha entrado el frío y el momiji se acabó hace tiempo, no quiero que termine este año sin enseñar una de las formas de cómo se celebra aquí en Japón el paso del otoño con el cambio de colores en los árboles. Y es que es una gran costumbre el preparar lugares emblemáticos o simplemente llamativos a la vista con iluminación por la noche. Este es el caso del parque Rikugien, ubicado en mi anterior distrito, donde vivía antes, en Bunkyo-ku. Es un parque de estilo japonés, y eso, cuando el parque es medianamente grande, conlleva que haya un laguito como el que podéis ver, con sus rocas y sus árboles característicos creciendo en volumen horizontal más que en altura. Tampoco pueden faltar los picudos conos que rodean a otros árboles para darle la forma deseada con el paso de los años, apoyando sus ramas en las cuerdas que lo ayudan con el tiempo. Por supuesto no podemos olvidarnos de los puentes de piedra o madera que reflejen su imagen sobre el río correspondiente. Vais a disculpar hoy la calidad de las fotos, pero siendo fotografía nocturna y sin disponer de un trípode al hacer la foto (porque en la mayoría de

El Kôyô del parque Hibiya :: 日比谷公園の紅葉

Si el verano en Japón es para los matsuris, en este caso tengo que decir que el otoño es para el kôyô! Hace tiempo ya hablé sobre cómo se viven las estaciones por aquí por Japón, en especial sobre el otoño, así que esta vez tan solo comentaré acerca del lugar al que fui a ver las hojas teñidas de este año: El parque Hibiya. Este parque está situado justo al lado del palacio imperial y, por muy raro que parezca habiendo paseado varias veces por ahí, no lo conocía hasta esta ocasión, que investigando sobre el kôyô tokyota apareció en alguna que otra web japonesa. El caso es que al llegar me encontré con este panorama, de árboles dorados con tonos que iban desde el verde hasta el rojo iluminados por la luz del atardecer. Como hace tiempo que no incluyo ninguna panorámica dejadme recordaros que al igual que en otras entradas, cuando veáis el iconito en la esquina de la foto podéis interactuar con la imagen para ver la panorámica entera ;) La otra vez que estuve en el parque Inokashira, al oeste de Tokyo, fui solo para poder disfrutar del paisaje mientras hacía fotos a mi ritmo,

Empiezan los sakura

Como todos los años por esta época empiezan a florecer los sakura (桜) o las flores de cerezo, así que me he dado un paseito por el parque de Shinjuku Gyoen, donde las flores estaban empezando a florecer. Como se puede ver, aún falta un poco para que veamos los espectaculares paisajes de las flores de Japón, pero ya están empezando, por lo que quien esté por Tôkyô el primer fin de semana de Abril de 2016 será afortunado :) A la espera de las fotos del pleno florecimiento (dónde serán esta vez…?) os dejo éstas como anticipo!

Sarushima

Sarushima es una isla inhabitada de la bahía de Tokyo. Más concretamente, se encuentra enfrente de la ciudad de Yokosuka, famosa por ser uno de los asentamientos americanos para sus bases militares. Aunque antiguamente esta isla tenía uso militar, actualmente se encuentra inhabitada y reconvertida como lugar de recreo, pudiendo visitarse fácilmente para alejarse un poco de la civilización y las grandes urbes como Tokyo, ir a la playa, o incluso organizar barbacoas, ya que allí proveen de todo lo necesario (por un módico precio claro está). Aunque el nombre de Sarushima significa literalmente Isla de los monos (Monkey Island jeje), allí no encontraremos ni uno de estos animales (a no ser que os de por hacer el mono por los árboles). Aparte de la playa, Sarushima es una isla bastante rocosa como se puede ver en sus laterales, y me llamó mucho la atención la forma que tienen sus rocas como se aprecia en la última foto de la entrada. La isla es pequeñita, se puede ver completamente en una tarde, con lo cual un buen plan para visitarla es salir por la mañana hacia Yokosuka y comer allí, para entonces coger el ferry que te lleva a la isla y volver

Tokyo Sky Tree II: Tokyo nocturna

Una ciudad como lo es Tôkyô no se puede observar en su totalidad sin una vista aérea donde se vea en toda su magnitud, donde los edificios se pierdan en el horizonte, donde el tan solo mirar por la ventana te haga sentirte insignificante ante el vasto panorama. Ya que el otro día enseñaba la torre más alta de Tôkyô, la Sky Tree, hoy os enseño un poco las vistas que hay desde sus miradores. Concretamente lo que se ve, por ejemplo, en la foto sobre estas lineas, es el río Sumida (el principal de la ciudad), la tradicional zona de Asakusa abajo a la derecha, y la gran zona de rascacielos al fondo, Roppongi, junto a la Torre de Tôkyô a la izquierda. A medida que subimos por la torre podemos ver la impresionante ciudad desde otra perspectiva. Y es que al igual que la Torre de Tôkyô, la Sky Tree tiene miradores a dos alturas diferentes. Mientras el primero está a 350 m. el segundo nos sitúa en los 450 m. de altura. A diferencia de la primera, la Sky Tree, por ser considerada aún una novedad, se necesita día y hora para subir (por el uso del

Tokyo Sky Tree

Hace bastante tiempo que ando por aquí y sin embargo aún no he hablado de uno de los símbolos de Tôkyô, aunque lo haya visitado al poco de llegar. Y ese símbolo no es otro que el edificio más alto de la ciudad, con 634 metros de altura (casi el doble que la famosa Torre de Tôkyô), la llamada Sky Tree. A medida que nos acercamos nos vamos dando cuenta de la magnitud de la torre, que queda de maravilla con un canal y algunos almendros en flor, ya que es la época (y ya mismo será también época de cerezos y hanamis). Y si vamos a la Sky Tree desde Asakusa, podemos pasar por calles típicas de Japón como la de la siguiente foto. Y para sacar fotos como la siguiente panorámica, con este punto de vista… a ver si alguien adivina lo que tuve que hacer ;) Por otras zonas pude encontrar este parquecito que me llamó la atención, porque quedaba mono, así que aproveché y le hice la foto de rigor con la torre de fondo ;) Un detalle de la parte superior (que va desde los 350 metros hasta los 634 metros, aunque no lo parezca)